¿Educación sexual?

Muchas familias muestran preocupación porque ven que sus peques van creciendo y no saben cómo afrontar su educación sexo-afectiva ni por dónde empezar a hacerlo. Tengo buenas noticias para ti si eso te preocupa: la educación sexual de tu peque ya ha empezado. 

Sí, como lo lees, ya ha empezado. Empezó desde antes de que tu bebé naciera. Empezó desde el momento en que decidiste buscar un bebé o descubriste que albergabas uno dentro, desde que supiste sus genitales, desde que asumiste ciertos aspectos de su vida o su personalidad, desde que empezaste a amar a tu bebé, desde que deseaste an¡brazarle. Desde que tú, tu familia, tus amistades o cualquier otra persona volcó no solo su amor sino sus creencias, sus expectativas, sus miedos, sus preferencias,…en ese bebé. Porque la educación sexual es mucho más que sexualidad; y la sexualidad es mucho más que reproducción.

La OMS habla de sexualidad humana como un aspecto central del ser humano a lo largo de toda su vida. “De esta manera concebida, la sexualidad se manifiesta a través de múltiples dimensiones entre las que se incluyen los pensamientos, fantasías, deseos, creencias, actitudes, valores, conductas, prácticas y relaciones interpersonales; lo cual implica que se trata de un aspecto múltiplemente determinado por la interacción de factores biológicos, psicológicos y socio-económico-políticos.”

Así pues, la sexualidad es un concepto muy amplio, pues forma parte de la vida y del desarrollo integral de cada persona. Pero, ¿Qué aspectos abarca el desarrollo de la sexualidad y su educación e integración en la vida de una criatura?

  • El apego
  • El afecto
  • El conocimiento de su cuerpo
  • El autoconcepto
  • La autoestima
  • La construcción del yo
  • Los vínculos afectivos
  • La expresión emocional
  • La empatía
  • Las relaciones
  • La comunicación
  • El placer

Todas estas, junto con otras más, son dimensiones de la sexualidad que forman parte de cualquier interacción y en las que, por tanto, estás educando desde hace mucho aún sin ser consciente de ello. La sexualidad humana no es una dimensión separada del resto de vivencias o aprendizajes; forma parte de la vida. 

La educación sexo-afectiva es fundamental para hacer de tu peque una persona sana, libre y responsable.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿hablamos?

+34 645939825

cristinaflores.terapeuta@gmail.com

Horario de sesiones:

Virtuales: Lunes a viernes

10:00 a 13:00 y 16:00 a 19:30 

Presenciales: a concretar

Búscame en RRSS! 

Abrir chat